Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
Versión Impresa del Semanario Analisis | Jueves, 5 de julio de 2018
Volver a Analisis Digital | Ediciones Anteriores
puntos
04/07/2018 -  tiempo  2' 18" - 1736 Visitas Acuerdos, contratos y negocios ocultos Lo que Varisco no quiere ver
Click para Ampliar
El intendente Sergio Varisco viene negando sistemáticamente que nunca existió pacto alguno con Daniel Tavi Celis y por ende jamás se le permitió que ubicara contratados en la estructura municipal a partir de diciembre de 2015. Un relevamiento del padrón realizado por ANÁLISIS permitió determinar que Varisco no se ajusta a la verdad. De más de 400 empleados de la Unidad Municipal 2, cerca de 80 responden a Celis y un alto número de operarios fue nombrado a partir de enero de 2016, para trabajar en cercanía a los hombres del jefe narco. Daniel Enz

Sergio Varisco miraba fijo la cámara, en los amplios estudios de tv de Capital Federal. Como desafiante. Sabía que del otro lado había millones de argentinos y buena parte de la capital entrerriana observando atentamente sus movimientos y, fundamentalmente, sus respuestas. En los dos canales dijo lo mismo. Como estudiado cada renglón. Sin titubear, ni bajar la cabeza. Hay quienes sostienen que el abogado mediático Santiago Cúneo Libarona -del que nunca más se supo en esta causa, después de acompañar al intendente al Juzgado Federal de Paraná- tuvo mucho que ver con los consejos. Varisco siempre apareció solo en los sets de televisión; jamás lo asistió abogado alguno, ni aparecieron por los canales porteños Miguel Ángel Cullen o Rubén Pagliotto, asignados solamente a hacer declaraciones en medios paranaenses.

“Nunca hice ningún pacto con (Tavi) Celis. Nosotros, apenas nos enteramos de que podía estar con el narcotráfico, lo echamos enseguida de la campaña”. Varisco repitió lo mismo en América y en el canal Todo Noticias del grupo Clarín, entre otros. Pero mintió una y otra vez. Ni siquiera tomó en cuenta que hay nombres, decretos, cargos, contratos, fechas, papeles de personas allegadas a uno de los principales jefes del narcotráfico, que, a partir de su asunción, el 11 de diciembre de 2015, se fueron sumando al municipio y en particular a la Unidad 2. O sea, el lugar que, hasta que fue detenido, manejó a gusto y paladar el narco Celis y que aún hoy sigue conduciendo, aunque con una menor porción de poder, a través de sus súbditos. Como si no hubiese pasado nada en todo este tiempo.

La Unidad Municipal 2, cuya sede central está en la esquina de las calles Galán y Los Jacarandaes, en pleno barrio San Agustín de Paraná, tiene cerca de 450 empleados. Tenía algo más de 300 operarios cuando Blanca Osuna terminó la gestión. Alrededor de 80 de ellos, están ligados de una u otra manera a Tavi Celis. Algunos venían de gestiones comunales anteriores, pero la mayoría fueron reubicados por Celis, como parte del acuerdo con Varisco, por más que no lo quiera reconocer. Es decir, como consecuencia del pacto de campaña formalizado a mediados del 2015 y que empezó a cumplimentarse desde mediados de diciembre de ese año, tras asumir el intendente, tal como fuera denunciado por ANÁLISIS en una edición de mayo de 2016 y que le sirvió a la justicia federal para comenzar el largo y sinuoso camino, que llegó hasta estos días.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
EDICIÓN ACTUAL
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |