Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
Versión Impresa del Semanario Analisis | Jueves, 5 de julio de 2018
Volver a Analisis Digital | Ediciones Anteriores
puntos
04/07/2018 -  tiempo  3' 19" - 1289 Visitas El perfil político del concejal imputado en la causa narcomunicipio Un tal Gainza, el del Pro
Click para Ampliar
Emanuel Gainza comenzó a militar el macrismo cuando en nuestra provincia parecía una utopía.
El nombre de Emanuel Gainza pasó a estar en todos los medios de comunicación de la provincia y del país por su imputación en el marco de la causa del narcomunicipio. El joven Pro se vio atrapado en una causa que pone límite a sus aspiraciones políticas que lo proyectaban como intendente de la capital provincial. Su perfil fue construido a base del coucheo para emular la figura del presidente Mauricio Macri y la estructura que montó en el Municipio de Paraná gracias a su estrecha relación con el intendente Sergio Fausto Varisco. Además, generó vínculos con la política internacional y su trabajo como concejal, cargo que asumió en diciembre del 2015. Por Juan Cruz Butvilofsky

Emanuel Gainza comenzó a militar el macrismo cuando en nuestra provincia parecía una utopía. Desde los inicios, forjó una agrupación de cero en la Universidad Católica Argentina (UCA) y desde allí tuvo el coraje de participar de debates en las facultades de sociales de la UNER, donde sus posturas eran criticadas con dureza.

En su afán por parecerse a Mauricio Macri, fue construyendo su carrera a imagen y semejanza de quien era su mentor y por entonces Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. De hecho, vivió mucho tiempo en esa ciudad en compañía de Francisco Spahn.

Spahn se transformó en uno de los dos principales asesores en la vida política de Gainza en la ciudad de Paraná. Junto con Maximiliano Rodríguez Paulín son quienes siguen a Gainza en la estructura que supo construir en la capital entrerriana.

Las aspiraciones del joven parecían no tener límite. Aquel muchacho que emuló cada gesto de Macri en la universidad llegó a ser concejal de Paraná en poco tiempo. La apuesta por el ingeniero que hoy preside los destinos del país en tiempos donde nadie arriesgaba por Macri lo dio por ganador. Aprovechó la creación del Frente Cambiemos junto a la Unión Cívica Radical (UCR) y se metió en la lista de concejales. Fue gracias a la estructura y los votos del varisquismo en la capital entrerriana que el joven Pro logró escalar en el poder, quizá eso explique su vínculo estrecho con el presidente municipal.

Apenas asumió como concejal, Gainza despertó el enojo de sus pares del oficialismo municipal. Su exagerada exposición ante actividades de menor porte y los reiterados viajes dentro y fuera del país –principalmente a Buenos Aires- generaban inasistencias al Concejo Deliberante y a las reuniones de comisión. ANÁLISIS supo que el edil macrista faltó a siete sesiones en dos años y medio como concejal. “A las comisiones manda a dos chicas que son sus asistentes, salvo cuando el tema tiene resonancia pública y él aparece para figurar. Pero lo cierto es que dedica más su tiempo a la política personal que a cumplir sus funciones”, expresó una fuente confiable del Concejo Deliberante. Gainza forma parte de siete comisiones de la legislatura paranaense.

Pero su margen de acción no se limita al Concejo Deliberante. El intendente Sergio Varisco le creó un área dentro del Departamento Ejecutivo donde Gainza pudo desplegar a su flota. Se trata de la Secretaría de Relaciones Institucionales (SRI) donde el concejal tiene el manejo absoluto. Dicha cartera es liderada por una de las militantes del riñón de Gainza: Estela Pilar Boeykens. La funcionaria, junto a la titular del Inadi Entre Ríos, Silvia Campos, son dos mujeres muy cercanas al concejal pero no tienen mayor injerencia en el armado del Pro en Paraná.

La familia Campos tiene mucha vinculación con Gainza. El abogado Jorge Campos, padre de Silvia, iba a ser su abogado en la causa del narcomunicipio pero a último momento ocupó ese rol Humberto Franchi. Sorprendía la designación de Campos por ser un profesional que no trabaja el fuero penal, pero quizá la amistad con integrantes de su familia habían acercado al hijo del exfiscal de Estado –el reconocido Jorge Campos, también exsenador provincial de la UCR en la última gestión montielista- a la defensa del concejal investigado por comprar cocaína a Daniel “Tavi” Celis. Hay que incluir a Juan Hipólito Campos, integrante del staff militante de Gainza.


(Más información en la edición gráfica número 1081 de la revista ANALISIS del jueves 5 de julio de 2018)
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
EDICIÓN ACTUAL
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |