Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
14/05/2019 -  tiempo  1' 49" - 707 Visitas En la zona sur de Rosario Atraparon a uno de los seis presos que se fugaron durante un traslado en Santa Fe
Click para Ampliar
El escape ocurrió el pasado 8 de mayo al mediodía.
Alejandro Candia, uno de los nueve evadidos el miércoles pasado de un minibús del Servicio Penitenciario, fue apresado ayer por la tarde en un domicilio de Centeno al 2500, en la zona sur de Rosario. De esta manera, hasta anoche eran cuatro los recapturados y cinco permanecían prófugos. Según fuentes del Ministerio de Seguridad de la provincia el interno cayó a partir de una serie de datos obtenidos por efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI), que tenían una pista que los acercó hasta donde fue capturado Candia, quien se había cortado el pelo y lo había teñido de rubio. Candia cumplía una condena por robo calificado, ingresó al penal en 2013 y al ser reincidente debía cumplir una condena de diez años y cuatro meses. Fue el cuarto de los recapturados luego de la caída de Diego Alberto Sosa, Nahuel Arce y Alberto Hugo Quiroz, quienes habían sido apresados horas después de la evasión.

Los trece reos que iban en el ómnibus son oriundos de Rosario cumplían condena en la cárcel de Coronda por delitos desde robo calificado hasta homicidio y habían sido beneficiados, merced a una orden judicial, con la posibilidad de ser trasladados a la Unidad Penal 3 de Rosario para mantener reuniones con familiares suyos que por alguna razón no podían ir a visitarlos a Coronda.

Conjeturas

El escape ocurrió el pasado 8 de mayo al mediodía cuando nueve de los trece presos se fugaron del minibús luego de soltarse las esposas, robar cuatro armas y dispararle a dos guardias.

Hasta ayer no se conocían mayores avances sobre la investigación de la espectacular fuga. Con los días fueron avanzando conjeturas e hipótesis de la forma en que se concretó el escape. Al respecto, aún se espera la audiencia imputativa a los nueve guardias a quienes se les preveía abrir una causa por facilitamiento de evasión.

Entre los guardias estaban el chofer, una empleada que había viajado para hacer los cacheos femeninos durante la visita, dos uniformados fuera de servicio que habían terminado su guardia en Rosario y volvían a su casa en Coronda y cinco que estaban a cargo del operativo.

Entre las hipótesis de la fuga se cuenta que los reclusos que se fugaron tenían una copia de la llave de las esposas, versión que se suma a otra que da cuenta de que lo que precipitó el escape fue que uno de los reclusos prendió un cigarrillo en el minibús y que entonces, al detectar el humo, los guardias detuvieron el vehículo uy bajaron para ver qué pasaba. Así, al abrir la puerta trasera algunos de los presos se abalanzaron sobre ellos.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |