Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
11/02/2019 -  tiempo  8' 2" - 206 Visitas La expectativa del Enargas es que la suba sea del 20 por ciento Reclamarán en la audiencia pública que la tarifa del gas deje de estar dolarizada
Click para Ampliar
Reclamarán en la audiencia pública que la tarifa del gas deje de estar dolarizada.
Los aumentos en la tarifa del gas se vienen aplicando en forma paulatina desde 2016, y como sucede cada vez que se va a definir un nuevo cuadro tarifario, se deben tener en cuenta varios factores que influyen a la hora de determinar el costo del consumo que pagarán los sectores residenciales y comerciales. La Secretaría de Energía de la Nación informó el 27 de diciembre que el precio del suministro iba a costar un 35 por ciento más caro entre abril y septiembre, pero claro, todo dependerá de lo que suceda en la audiencia pública del 28 en la provincia de Salta. En ese marco, la Defensoría del Pueblo de Paraná planteará que la tarifa deje de estar dolarizada. Desde Redengas dijeron que la expectativa del Enargas es que la suba sea del 20 por ciento.
A la audiencia concurrirán autoridades de Redengas, la distribuidora que junto a Gas Nea comparte la prestación del servicio en Entre Ríos, y de la Defensoría del Pueblo de Paraná, luego de la convocatoria del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas).

Desde la distribuidora Redengas dejaron entrever que el nuevo ajuste será un hecho, aunque para el defensor de Paraná, Luis Garay, todo estará sujeto a lo que suceda en la audiencia pública. Si bien la información oficial es poco clara, Garay adelantó que los defensores del Pueblo volverán a reclamar que se pesifique el precio del crudo (si fuera petróleo) en boca de pozo, porque dicho planteo “cambiaría todo el componente de la boleta del gas”. Y explicó que el valor del BTU, que es una unidad internacional en centímetros o metro cúbicos determinado por las extractoras, es en la actualidad de 5,26 dólares por millón de BTU.

“La proyección que siempre tuvo el gobierno nacional es llegar a 7 dólares para 2019. Eso después se traslada en la boleta final a pesos. Por más que en las audiencias públicas se diga que la tarifa va a aumentar un 35 por ciento, si ese monto es justo para el tema de la extracción del precio del gas a boca de pozo se debe cotizar en esa moneda”, interpretó en declaraciones a diario Uno.

Más adelante realizó un estimativo del impacto total de los aumentos para el bolsillo de un asalariado: “Puedo asegurar que pasaron los 1.600 por ciento originales que había propuesto el entonces ministro de Energía Juan José Aranguren. No estoy dando una cifra exacta: la suba es por distribuidora; no es lo mismo Paraná con Redengas, que Gas Nea respecto de Entre Ríos. Los porcentajes, si bien poco, son diferentes”.

En este sentido se opuso a que se siga manteniendo este régimen en función de los siguientes argumentos: “No ha tenido mucho sentido que el precio se siga manteniendo en dólares, porque los sueldos de los empleados de las petroleras y de las productoras se paga en pesos. Son muy pocos los insumos importados, todo lo demás se fabrica en la Argentina. Por eso no entendemos el motivo por el cual se sigue manteniendo este precio”.

Según Garay con este mecanismo se ven perjudicadas las doras, y en el caso de Redengas "tiene que comprar un gas mucho más caro, y como contrapartida se lo termina trasladando al usuario. Este desfasaje sigue avalando a los grandes productores y tampoco se ven las grandes inversiones, con la excesiva ganancia que están teniendo". Otro de los elementos que rán en la elaboración del nuevo cuadro tarifario –agregó Garay– es la deuda que mantienen las distribuidoras con las productoras, a partir de la fuerte devaluación del peso registrada el año anterior.

“Habían acordado que se pagara en 75 cuotas, pero ahora les exigen que sea en 30. Eso también va a ser un desfasaje para las distribuidoras. Hay que ver cómo hace Redengas para pagarlo, porque obviamente ellos van a pedir que sea trasladado a la boleta, y nosotros nos vamos a oponer. Si bien es un problema entre empresarios, de alguna manera nos puede llegar a afectar. Esa es la preocupación de los defensores", reseñó.

Pocas certezas

De acuerdo a los porcentajes que trascendieron a nivel nacional, la suba se verá recién cuando comiencen las temperaturas invernales, por lo que los defensores del país agrupados en la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra) definirán una estrategia consensuada para la audiencia que se realizará en Salta.

“Salvo en la primera audiencia, después estas instancias han sido una formalidad por parte del gobierno, al igual que lo solicitado por los empresarios ha sido avalado por el Estado. Vamos a hablar con los defensores si sigue valiendo la pena concurrir o no, o estaríamos convalidando un aumento encubierto que están haciendo", contó a Uno.

El desglose de la tarifa

La tarifa del gas se desglosa entre el precio del suministro a boca de pozo, el costo del transporte, el precio de distribución y los impuestos nacionales, provinciales y municipales. Suele suceder que en las audiencias se traten por separado, pero en la última se logró que todos los ítems se abordaran en forma conjunta.

La novedad de este año respecto del precio del gas es que va a cambiar el mecanismo de contratación, que se hará mediante una subasta que tendrá lugar la semana que viene a través del Mercado Electrónico de Gas SA. Se trata de un operador que funciona bajo la órbita de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, en donde las empresas tienen que exponer la cantidad de gas que necesitan, expresado en cantidades máximas por día y por mes.

“En función de eso se va a obtener el precio del gas por cuenca y por período”, confirmó el presidente de Redengas, Alberto Gutiérrez. El empresario adelantó que a partir de trascendidos el costo del servicio “va a seguir siendo en dólares, como es en dólar el precio de la soja, como es el precio del acero. Porque es un commodity. Lo que varía es el tipo de cambio al que se calcula: el semestre de invierno el tipo de cambio del 15 de marzo y para el semestre de verano el tipo de cambio del 15 de septiembre. Y queda fijo por esos seis meses, o sea que el riesgo de cambio es del productor”, consignó. Con respecto a la tarifa de transporte y a la tarifa de distribución, que representan un porcentaje de la boleta que le llega al usuario, “se estableció que semestralmente se va a adecuar el precio mediante el ajuste por el Índice de Precios Mayorista (IPIM)”.

Según Gutiérrez esa revisión no se aplicó en “la tarifa de verano porque daba muy alto y se hizo un promedio del coeficiente de variación salarial, el índice de la construcción e IPIM. Con eso el Estado bajó el ajuste de la tarifa de transporte y de la tarifa de distribución”.

El empresario no le dio crédito al trascendido que indica que el incremento será del 35 por ciento, y en cambio señaló que la expectativa dentro del Enargas “es que la suba sea en el orden del 20 por ciento para los próximos seis meses, es decir entre abril y fines de septiembre” y esta apreciación la fundamentó diciendo que “el dólar no va a variar mucho, viene estable, con las liquidaciones de la cosecha, están liberando otro tramo del acuerdo del Fondo Monetario Internacional (FMI). El precio del gas no va a variar mucho de lo que quedó del valor del verano. Va a estar en el orden de los 3,96 dólares el millón de BTU”.

La referencia del titular de la distribuidora remite al precio que tendrá el gas en boca de pozo y refuta a la vez el valor que había estimado el defensor del Pueblo de Paraná, en el orden de 5,26 dólares por millón de BTU. “Ese fue el escalón de precios ascendente hasta los 7 dólares que había planteado en su momento el exministro de Energía Aranguren. Es el precio que le cuesta a la Argentina importar. Lo cual no tenía mucha razonabilidad, en no tenía mucha razonabilidad, en un mercado en el que hoy sobra gas en la Argentina. Ese precio del BTU es el que rige la tarifa de verano, entre octubre de 2018 y marzo de 2019”, consignó.

Teniendo en cuenta estos valores –analizó Gutiérrez– el precio del gas que representa el 60 por ciento de la boleta “no va a llegar al 15 por ciento de aumento, porque la variación del dólar ha sido muy poca y la variación del precio del gas va a ser muy poca. Si el tipo de cambio se mantiene hasta el 15 de marzo va a ser ese precio; ¿entonces qué va a variar? El componente de distribución y el de transporte, que es aproximadamente el 30 por ciento de la factura”.

Pese a que todavía se deben definir una serie de variables, el empresario descartó que la tarifa vaya a trepar hasta un 35 por ciento. De la misma manera en función de un cálculo propio, Gutiérrez aseguró que entre el 1º de abril de 2017 y el 31 de marzo de 2019, “el aumento acumulado ha sido del 78 por ciento, siendo que la inflación acumulada ha sido mucho mayor”.

En la audiencia del 28 de febrero, la distribuidora que está autorizada a operar en el ejido urbano de la ciudad de Paraná, deberá exponer los contratos que tiene, si cumple o no con las inversiones prometidas, cuál sería el mecanismo de adecuación y los cuadros tarifarios.

“Después Enargas hace una revisión de toda esa información y termina sacando los cuadros tarifarios”, completó. La audiencia pública Una nueva audiencia pública por aumentos en la factura del gas fue convocada por Enargas; será el 28 en el Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesiones Afines, en la provincia de Salta. Previamente, la Defensoría del Pueblo de Paraná junto a los defensores de todo el país, pedirá a las autoridades del Enargas que no se transfiera la deuda que las distribuidoras tienen con las productoras.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |