Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
10/02/2019 -  tiempo  2' 58" - 1010 Visitas Nuevas medidas de la entidad monetaria El Banco Central limita la entrada de fondos del exterior que buscan aprovechar las tasas altas
Click para Ampliar
Desde el Central explican que busca cerrar "huecos regulatorios" y así evitar que flujos financieros volátiles accedan a las Leliq sin el correspondiente encaje prudencial.
El Banco Central sigue buscando la forma de limitar el ingreso de divisas del exterior que llegan para aprovechar las tasas altas -aunque en baja- que ofrecen las Letras de Liquidez (Leliq) y el dólar quieto, lo que en la jerga se conoce como “carry trade” o “bicicleta financiera”. Como solo los bancos pueden adquirir las Leliq, lo que hacen los fondos de afuera es entrar a través de las entidades financieras locales. El problema es que, cuando salen, si lo hacen en manada -como sucedió a partir de abril pasado- pueden desestabilizar el sistema financiero y la economía. Para evitar eso, la entidad monetaria que conduce Guido Sandleris, difundió el viernes a última hora una nueva medida: las compras de Leliq por parte de los bancos deberán estar relacionadas con sus propios depósitos de clientes y patrimonio. La norma limita el monto máximo de Leliq que puede tener un banco al 65 por ciento de los depósitos de sus clientes o al 100 por ciento de su patrimonio (o RPC, responsabilidad patrimonial computable).

Los bancos tienen hasta fin de abril para adecuar sus números al nuevo parámetro. Pero ya a fines de febrero la tenencia de Leliq no podrá superar el patrimonio o el 100 por ciento de los depósitos y a fines de marzo, el 80 por ciento de los depósitos.

La venta de Leliq podría acelerar la demanda de dólares y hacer que la divisa -que se mantiene hace días por de debajo de la zona de no intervención del Banco Central- suba sin la necesidad de compras por parte de la entidad monetaria.

Esta norma tiene el mismo espíritu que la que emitió el Central en noviembre pasado, cuando dispuso un "encaje" para los fondos que venían de afuera vía bancos y que ahora deben pagar un porcentaje -que va de 2 a 23 por ciento- si quieren retirar el dinero del país antes de los 365 días.

Desde el Central explican que busca cerrar "huecos regulatorios" y así evitar que flujos financieros volátiles accedan a las Leliq sin el correspondiente encaje prudencial.

La entidad comentó que registró en enero la entrada de flujos financieros desde el exterior que, sin intermediarse genuinamente en el sistema bancario, se destinaron a la compra de Leliq. La nueva norma del Central acota este canal de ingreso porque puede generar una expansión de la base monetaria sin un correlato apropiado en la demanda por pesos.

"La medida tiene sentido: limita la presión a la baja en el tipo de cambio por la entrada de capitales de corto plazo, que no estuvo apalancada en depósitos, sino en préstamos de las casas matrices", explica Federico Furiase, economista, director de la consultora Eco Go y profesor en la Universidad Torcuato Di Tella. Y agrega: "Con la medida, se trata de evitar expandir pesos por la compra de dólares debajo del piso de la zona de no intervención por la entrada de capitales al carry trade cuando no hubo aumento genuino en la demanda de dinero, sino presión cambiaria a la baja por carry trade de corto plazo".

Consultado sobre si la limitación a la compra de Leliq podría frenar la caída de la tasa, que desde principio de año retrocedió 13 puntos (de 59,41 a 46,24 por ciento el viernes), el economista señaló que "hay espacio desde el lado del programa monetario para bajar la tasa (no necesitan seguir contrayendo y hasta pueden expandir algo sin comprometer la meta de febrero)".

"Creo que con este nivel de expectativas de inflación, podemos tener una primera escala con la tasa de las Leliq yendo a la zona de 42 por ciento y la Badlar en 36 por ciento nominal anual, con el dólar convergiendo de forma estable a la zona de no intervención y los bancos empezando a mirar con mejores ojos la demanda de crédito de las empresas", pronostica.

Furiase cree que "a medida que arranque el crédito, los bancos van a tener otra opción que ir a las Leliq y eso le va a sacar combustible a la baja de tasas por las buenas. A mediano plazo, será clave que bajen las expectativas de inflación para extender en el tiempo el recorrido bajista de las tasas nominales en un contexto de estabilidad cambiaria".
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |