Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
11/01/2019 -  tiempo  3' 29" - 499 Visitas Tras 18 años Imperial Cord cierra su planta en Gualeguaychú y deja a 41 trabajadores en la calle
Click para Ampliar
Imperial Cord debió acordar el retiro voluntario de obreros con 17 años de antigüedad y otros con 5 años de trayectoria en la fábrica.
La situación en el Parque Industrial de Gualeguaychú (PIG) es compleja. Cada vez más empresas presentan problemas económicos que se traducen en la reducción de turnos y en el despido de empleados. Ahora le toca a los trabajadores de Imperial Cord. La fábrica de neumáticos anunció que cerrará sus puertas la semana que viene y un total de 41 obreros quedarán en la calle. De ese total, más de 20 ya aceptaron el retiro voluntario. Un informe periodístico de esa ciudad señala que las tarifas y la apertura del mercado fueron claves en el desenlace de la firma. Esta vez fue el turno de la fábrica de neumáticos Imperial Cord. Desde hace unos seis meses, la fuerte baja en la productividad se vio reflejada en el achicamiento de turnos y horarios para los trabajadores.

De los tres turnos diarios, la empresa debió acotar la grilla horaria por los problemas económicos. Finalmente, el lunes los referentes del Sindicato del Neumático tuvieron una reunión con el dueño de la empresa, Daniel Bornico; la Comisión Interna y los obreros referentes de cada sector.

Fue en ese encuentro que les dieron la noticia del cierre de la planta en el PIG. El Día conversó con Alfredo Migueles, Secretario Ejecutivo del Sindicato del Neumático, quien relató que el propietario de la firma les informó que “los números que nosotros teníamos pensado para este mes no eran los que habíamos planificado; por eso surgió la idea de ofrecer retiros voluntarios para los trabajadores”.

“Ellos propusieron una buena cifra y la gente empezó a meditarlo y a aceptarlo porque todos veíamos que laboralmente íbamos para atrás y no podíamos levantar cabeza”, declaró Migueles.

Además, señaló que “la apertura de importaciones afectó muchísimo, sobre todo desde que apartaron al INTI del control de las cubiertas que venían de afuera en nuestro rubro. Ahí empezaron a ingresar al país desde China y a granel; no podemos competir contra eso”.

La situación de los trabajadores

El propietario de la firma viajó desde Buenos Aires hasta Gualeguaychú. Desde el Sindicato resaltaron el buen diálogo con los trabajadores. “Es una persona que viajó para hablar personalmente con nosotros; siempre ha dado la cara en los momentos más difíciles”, aclaró Migueles.

Además detalló que “los que aceptaron la oferta no fueron a trabajar y están esperando a ser llamados por los abogados de la empresa. De ese modo van a terminar la desvinculación: Todos tienen diferentes categorías, distinta antigüedad, entonces el acuerdo es particular con cada uno de ellos. Calculamos que la semana que viene todos van a tener el importe de su retiro voluntario”.

Luego agregó que “los que no aceptaron tienen decidido hacerlo en los próximos días. Algunos optaron por seguir trabajando esta semana y cerrar esta etapa de su vida, pero todos van a aceptar la oferta”.

18 años de trabajo

La empresa Imperial Cord abrió sus puertas en Gualeguaychú en plena crisis del 2001 y cerrará sus puertas en enero de 2019.

“Llegamos a hacer 7 mil cubiertas por tanda, distribuidas en tres turnos, es decir, un total de 21 mil cubiertas diarias. Actualmente apenas llegaban a las 2500 en un solo turno”, declaró Migueles.

En cuanto a los factores influyentes para el desenlace de la empresa, desde el Sindicato señalaron que a la apertura del mercado se sumó “el contrabando de cubiertas que entra de países limítrofes y nadie controla. Además, las tarifas nos impactaron mucho. Sale carísimo mantener una planta trabajando para un mercado interno que prácticamente no se mueve. Está cara la materia prima, la logística, los servicios y encima no se vendía; es un combo muy difícil”.

“Han caído empresas de años en el mercado con trayectoria muchísimo más extensa que nosotros, y no han podido sortear el mal momento… ahora nos tocó a nosotros”, resumió Migueles.

Imperial Cord debió acordar el retiro voluntario de obreros con 17 años de antigüedad y otros con 5 años de trayectoria en la fábrica.

“A todos los desocupados que quedan, se les va a hacer muy difícil reinsertarse porque todas las empresas del Parque Industrial están pasando un mal momento y aferrándose de todas maneras para no echar gente. Es una triste verdad; estamos muy complicados todos”, cerró el referente del Sindicato.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |