Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
05/12/2018 -  tiempo  3' 37" - 284 Visitas Se aleja la reactivación Empeoran las expectativas para 2019 y anticipan una baja de 1,2 por ciento del PBI
Click para Ampliar
Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda de la Nación.
La fuerte baja de la industria y de la construcción, de 6,8 por ciento y 6,4 por ciento interanual respectivamente en octubre último, difundidas ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Indec), evidencian el efecto del desplome del mercado interno por la pérdida del poder adquisitivo. A eso se suma la retracción de la obra pública y la falta de financiamiento. Todo se enmarca en perspectivas privadas menos alentadoras para 2019. Más allá de las opiniones que el piso de la recesión se alcanzaría en el último tramo de 2018, y que el repunte se sentiría con fuerza hacia el segundo bimestre, los analistas ya encienden luces de alerta y evalúan que el mínimo podría verse recién en 2019, con un consecuente impacto en el empleo.

El gobierno presupuestó para 2019 que la economía retrocederá 0,5 por ciento, mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) ubicó esa baja en 1,7 por ciento como consecuencia del efecto arrastre de la crisis de este año y las medidas de ajuste que impactan de lleno en la economía real.

Si bien todavía están alejados de los últimos cálculos del Fondo, los analistas tienen este mes peores perspectivas que las que comentaban hace un mes. Así surge del relevamiento de expectativas del mercado (REM) que elabora el Banco Central, que se conoció ayer.

En cuanto al crecimiento, los analistas esperan una contracción del PBI de 1,2 por ciento el año próximo, 0,2 por ciento más de lo que pronosticaban en octubre. Parte del pesimismo tiene que ver con que el arrastre de la recesión se mantendrá por varios meses. En ese marco la industria cayó en octubre menos que en septiembre, pero la construcción registró la peor baja del año.

“La actividad en octubre siguió deprimida y el cuarto trimestre será peor que el tercero”, planteó Lorena Giorgio, de Econviews. Enumeró que las bajas de la industria y construcción se agregan a las que se habían difundido de ventas minoristas de Came (una baja de 9,4 por ciento interanual); de autos (caída de 50 por ciento anual) e importaciones (desplome de 24,3 por ciento interanual en volúmenes).

Desde LCG, la economista Lucía Pezzarini señaló que estos indicadores negativos ocurrieron en octubre, que hubo calma cambiaria. “El último trimestre del año empezaría con números no muy promisorios, aunque esperamos que la caída se desacelere en los próximos meses. En concreto esperamos una baja de la industria en 2018 en torno al 3,2 por ciento y una expansión para la construcción de 3,6 por ciento”, sostuvo.

Apenas dos sectores industriales cerraron octubre en positivo: refinación de petróleo (8 por ciento) y la alimenticia (2,2 por ciento). Los 10 restantes tuvieron contracción. Las mayores caídas se dieron en la industria textil (23,4 por ciento interanual), productos de caucho y plástico (17,2 por ciento) y la metalmecánica (21,3 por ciento).

“Los primeros datos de actividad de octubre confirman que el freno continúa en el último trimestre. Preocupa principalmente la industria: muchos subrubros son intensivos en mano de obra, por lo cual podría deteriorar indicadores sociales, de empleo e ingresos”, señalaron desde ACM.

Y agregaron: "Esperamos que para lo que resta del año continúe mostrando una contracción para ambos sectores ahora influenciada por la falta de liquidez y elevadas tasas de interés y una menor demanda".

En ese sentido, detallaron que en la industria, la caída continuará con sectores como la industria textil, automotriz y los conexos. En la construcción, las anteriores recesiones en este sector han tenido una duración de entre 10 y 14 meses, lo que anticipa la continuidad de indicadores negativos en los meses siguientes.

La industria mostró en 10 meses una disminución de 2,5 por ciento interanual, mientras la construcción acumula un aumento de 4,9 por ciento en el mismo período. Martín Alfie, de Radar, sostuvo que en octubre hubo un rebote pero que los números de noviembre son malos. "Me cuesta afirmar que tocó piso. Para nosotros la tendencia sigue siendo negativa", dijo.

"El mínimo en la actividad podría alcanzarse en el segundo trimestre. El consumo podría dejar de caer y el agro podría traccionar ciertos rubros. Pero nuestro escenario base es que va a haber otro salto del tipo de cambio el año próximo", sostuvo.

(Fuente: El Cronista)
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |