Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
13/02/2018 -  tiempo  5' 19" - 543 Visitas Luego del fin de semana largo Elevarían a juicio la causa contra CFK que investiga sobreprecios en obras de rutas patagónicas
Click para Ampliar
La expresidenta es acusada de direccionar obra pública a favor de uno de sus presuntos testaferros.
El juez Federal Julián Ercolini tiene todo listo para elevar la causa a juicio oral y público. Se trata de la investigación que busca develar si Cristina Fernández era la mandamás de una asociación ilícita que involucraba a a Lázaro Báez, Julio De Vido y José López, en la cual se direccionaban la obra pública a los presuntos testaferros de la expresidenta y si había sobreprecios en las obras que se realizaron en las rutas de la Patagonia argentina. Se investigan contratos que rondan los 46 mil millones de pesos. Para Ercolini, CFK direccionó las obras hacia las empresas de Báez. En la causa, los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques ya pidieron la elevación a juicio y resta la firma del magistrado que entiende en la investigación. Para después de estos días de Carnaval, a más tardar el 20 de marzo, el juez federal Julián Ercolini estará en condiciones de elevar a juicio oral la principal investigación por corrupción que se le sigue a la expresidenta Cristina Kirchner : la causa por asociación ilícita que enfrenta junto con Lázaro Báez, su exministro Julio De Vido y José López por direccionar la obra pública santacruceña en favor del empresario patagónico, a través de sobreprecios.

El caso es el más importante que enfrenta la exmandataria y de él penden otras investigaciones conexas, como Hotesur y Los Sauces. En el caso de las rutas patagónicas se investigan contratos por $46.000 millones, a precios actualizados.

En esta causa están todos acusados de integrar una banda para "apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada" de los fondos asignados a la obra pública en Santa Cruz. Para el juez, Cristina Kirchner direccionó las obras para favorecer a Báez, publicó La Nación.

Los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques ya acusaron y pidieron que el caso llegue a juicio. Lo mismo hicieron las agencias del Gobierno que actúan como querellantes: la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Oficina Anticorrupción (OA).

El caso pasó a las defensas, que tienen un plazo que vence los próximos días para presentar sus escritos, y el juez resolverá.

Cristina Kirchner se presentó a mediados de enero y pidió ser juzgada. No se opuso al juicio: por el contrario, dijo que allí podrá demostrar las arbitrariedades del caso. "Si bien el papel resiste cualquier cosa, la oralidad y la publicidad propias de una audiencia de debate habrán de tornar sumamente dificultoso que se pueda mantener un trámite procesal tan alejado de la verdad y de los principios que informa el Estado de Derecho".

Otras acusaciones
Asociadas a esta causa están Hotesur y Los Sauces. En el caso Hotesur, la expresidenta y sus hijos están acusados de recibir retornos por la entrega de las obras. Esos retornos se materializaron a través del pago de alquileres de habitaciones de hotel que realizó Báez a empresas de los Kirchner, sin que esos cuartos se hubieran ocupado. Ercolini ya los indagó y ahora eventualmente resolverá sus procesamientos.

En el caso Los Sauces, el juez analiza también la elevación a juicio, aunque el fiscal Pollicita revisa las calificaciones antes de tomar una decisión. También se analiza aquí el pago de sumas de dinero de Báez y del empresario Cristóbal López a los Kirchner, que eran en concepto de alquileres de departamentos. Se analiza si fueron efectivamente pagos por locaciones o una forma de blanqueo de dinero proveniente de los sobreprecios y de los negocios con que se benefició López.

El plan que tienen los jueces de la Sala II de la Cámara Federal es que estos tres expedientes se unifiquen en un megajuicio, que difícilmente se realice este año.

Estas tres causas son los expedientes de corrupción que más complican a la expresidenta.

Hay un cuarto caso, en el que Cristina Kirchner está solo imputada y la Cámara Federal presiona para que el juez Sebastián Casanello la indague. Ese expediente es el de la ruta del dinero K, la causa por la que está preso Báez y procesados sus hijos, luego de que aparecieron contando millones de dólares en un video de La Rosadita, la casa de cambio de Puerto Madero que administraban. En este expediente, Báez y sus hijos están acusados de sacar del país US$60 millones que circularon por cuentas en Suiza, donde ellos eran los beneficiarios finales. Y, además, se lo acusa de blanquear $32 millones que reingresaron al país.

El arrepentido Leonardo Fariña declaró que Cristina Kirchner estaba detrás del negocio y el fiscal Guillermo Marijuan la imputó. Pero el juez Casanello entiende que no hay evidencias de que la plata fuera de la expresidenta o de que ella fuera parte del plan de blanqueo. Casanello sostiene que, en todo caso, estas maniobras de blanqueo se vinculan con el caso de Ercolini, donde debe ser investigada Cristina Kirchner. Pero la Cámara insistió y, a pesar de que Casanello ya dijo que no, le pidió que vuelva a analizar si debe indagar a la expresidenta.

La ruta del dinero K es la causa por corrupción más avanzada, pues Casanello ya la elevó a juicio oral y público (sin Cristina Kirchner). Por sorteo fueron designados para ese juicio los integrantes del Tribunal Oral Federal Nº 9, Alejandro Noceti Achával, Silvia Mora y Alejandro Becerra.

Designados jueces federales por este gobierno, es probable que concentren todos los casos por venir contra la expresidenta.

Procesos contra Cristina
Las rutas patagónicas

Esta causa está a punto de ser elevada a juicio oral y público. Están procesados la expresidenta, Julio De Vido, José López y Lázaro Báez, entre otros, acusados de integrar una asociación ilícita que despojó de fondos al Estado, direccionando las licitaciones de las rutas patagónicas para beneficiar a Lázaro Báez. Para el juez esos contratos tenían sobreprecios

Hotesur

Es una causa asociada a la anterior. En este expediente, el juez indagó a Cristina Kirchner y a sus hijos, además de a Lázaro Báez. Los acusa de blanqueo. Los Kirchner recibieron dinero del empresario Báez por el supuesto alquiler de habitaciones hoteleras que no se utilizaron. En esta causa, el fiscal pidió la intervención de la sociedad Hotesur, que quedó acéfala

Los Sauces

Al igual que la anterior, se trata del pago de alquileres de departamentos a los Kirchner por parte de Báez y de Cristóbal López

La ruta del dinero K

Báez está preso por lavado de dinero, Cristina Kirchner está imputada y la Cámara Federal quiere que el juez Casanello vuelva a revisar si debe indagarla
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |