Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
12/02/2018 -  tiempo  5' 45" - 990 Visitas Debate Mientras la Fórmula 1 quita a las promotoras de las carreras, en el TC denuncian explotación sexual
Click para Ampliar
Promotoras en una carrera de TC en Chubut. (Foto Clarín).
Los nuevos dueños de la categoría internacional anunciaron que ya no habrá mujeres alrededor del show. En Argentina aseguran que seguirán. El 25 de marzo empieza en Australia el Mundial de Fórmula 1 con un gran cambio: no se verán promotoras en la largada ni en los boxes. “Pese a que emplear promotoras ha sido esencial en la Fórmula 1 durante décadas, sentimos que esta costumbre no cuadra con nuestros valores y no concuerda con las normas de la sociedad moderna. No creemos que esta práctica sea apropiada o relevante para la Fórmula 1 y sus aficionados”, explicó Sean Bratches, el nuevo director ejecutivo de operaciones comerciales. Bratches -alemán, 57 años- no profundizó en “las normas de la sociedad moderna”, tampoco habló de “cosificación”, ni marcó la distancia sideral que hay entre la imagen de un piloto a 200 kilómetros por hora y la de una mujer parada por horas sosteniendo una sombrilla publicitaria, pero su decisión se da en un contexto mundial de múltiples reclamos de igualdad de género a los que se han sumado incontables denuncias de abusos y acoso sexual.

Por estos días también hubo debate sobre la final del Super Bowl en los EE.UU. “Ugh. ¿Todavía tenemos porristas escasamente vestidas?”, twitteó la escritora Melanie Benjamin. A muchos al menos les molestó que las porristas del partido entre las Aguilas de Filadelfia y los Patriotas de Nueva Inglaterra estuvieran en bikini mientras helaba en Minnesota, consignó Clarín.

En Argentina, las porristas en el fútbol tuvieron corta vida. Llegaron a fines de los 90. Se llamaron Académicas, Boquitas, Botelleras, Canallas, Diablitas, Marineritas, pero ya casi ningún club mantiene esta costumbre importada.

En el automovilismo sí persisten las promotoras. El TC (Turismo Carretera) es la categoría más importante del país. Cada carrera puede convocar 30 mil personas, en su mayoría varones.

Clarín habló con Fernando Miori, gerente general de la Asociación Corredores Turismo de Carretera (ACTC). ¿Qué opina de la decisión de sacar a las promotoras de la Fórmula 1?
-La Fórmula 1 es otra cosa.... El campeonato en Argentina empieza en unos días y nada hace pensar que haya cambios. El tema de las promotoras acá está muy instalado y no vemos que nada impida que una empresa haga promociones con chicas. El TC debe tener 80 años, y hay promotoras desde hace casi 40. Yo no sé si está bien o mal, posiblemente algún día va a cambiar, pero no por ahora. Además, muchas chicas se van a quedar sin trabajo.

Febrero de 2012

El entonces vicepresidente, Amado Boudou, el Jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina junto al Presidente de la Asociación de Corredores de Turismo Carretera (ACTC), Oscar Aventín, y el gerente general FernandoMiori, que habló para esta nota.

-Hay denuncias de explotación sexual en el ámbito de las carreras de autos...
-Sí, pero nosotros no podemos controlar lo que pasa en los alrededores.

“El ambiente del automovilismo está complicado... hay cosas que no están muy bien vistas”, dice a Clarín una ex promotora que hoy tiene su agencia. Otra persona del entorno explica: “Las chicas viajan con un ‘paquete’: tanta plata por cada día de carrera, y los extras que se puedan hacer en fiestas o lo que sea que se arme con los pilotos... son los negocios periféricos”. “Los pilotos piden los celulares de las promotoras y te llaman. Te proponen cosas y vos decidís si querés o no. A mí me pasó pero dije que no”, cuenta una promotora frecuente del TC.

Promotoras en el TC

Las promotoras ganan entre 100 y 500 pesos por hora de trabajo: unos 5000 pesos por fin de semana de carreras. Pero no es un trabajo liviano: las horas paradas se vuelven interminables, se sufre el frío, el calor, los ruidos de los motores aturden, y la ropa incomoda, por lo ajustada, por lo provocativa.

La Protex (Procuraduría de Trata y Explotación de Personas) y la Dirección General de Análisis Criminal y Planificación Estratégica de la Persecución Penal armaron el informe “Trata de Personas con fines de explotación sexual en espectáculos de automovilismo deportivo”, en el que hablan de cuatro casos ocurridos entre 2014 y 2016: dos en el autódromo de La Pampa, uno en el autódromo de Concepción del Uruguay en Entre Ríos, y otro en el autódromo de Rafaela, Santa Fe. “El fenómeno conjunto de la trata de personas con fines de explotación sexual y los espectáculos de automovilismo deportivo no parece ser nuevo, pues los hechos detectados se registran desde el 2014”. Tres hechos fueron en el TC y uno en el TC 2000.

TC 2000

El informe también habla del “rol” de la mujer en el ámbito del automovilismo deportivo: “Si los hombres constituyen la demanda del comercio sexual, las mujeres son la oferta. Los espectáculos de automovilismo deportivo, y no solo ellos sino también los programas y revistas especializadas en el mundo del automovilismo, suelen cosificar a la mujer”.

El jueves, la Protex y la Dirección de Análisis Criminal presentaron un oficio al Comité Ejecutivo de Lucha Contra la Trata de Personas en el que aconsejan hacer campañas de prevención en las carreras: “Los autódromos son un lugar propicio para la consumación de la explotación sexual y los ‘clientes’ forman parte del público que asiste. Resulta estratégica la realización de una campaña de concientización dentro del predio destinada a los espectadores con el fin de visibilizar, sensibilizar e informar acerca de las formas de denuncia y la importancia de la detección de posibles víctimas que se encuentren en las carreras”.

Juan José Becerra

“Si el mundo del TC insiste en ese tipo de ‘oferta’ es porque reconoce su propio retraso cultural y el de su público”, dice Juan José Becerra.

“Es un ambiente de riesgo para estas chicas que buscan hacer camino. Vemos un Estado desmantelado ante este escenario frágil donde hay sobregiro de poder y donde, lejos de conferir estética, las mujeres son objetos sexuales de excitación”, opina Dora Barrancos -historiadora, socióloga, directora del CONICET-, que se manifiesta contraria a “los usos alienados del cuerpo”, ya que “el cuerpo es el último refugio, la última potestad”.

Para el escritor Juan José Becerra, “el TC tiene una erótica entre cabaretera y prostibularia que en el siglo XXI no se ve en ningún lado, salvo en la TV, que le debe parte de su éxito agonizante a la representación de las culturas más vulgares del pasado”. “Es un hecho que habla de una necesidad laboral extrema, casi esclavista, por parte de las modelos; y de un tipo de espectador de ‘objetos’.

Son fetichistas que miran a los autos sin poder manejarlos y a las promotoras sin poder abordarlas -continúa Becerra-. Si el mundo del TC insiste en ese tipo de ‘oferta’ es porque reconoce su propio retraso cultural y el de su público”.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |