Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
13/01/2018 -  tiempo  4' 14" - 955 Visitas Vivirá con su novia en Barracas Liberaron a Boudou y ponen en duda el alcance de la prisión preventiva
Click para Ampliar
Estuvo preso dos meses.
El ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, recuperó anoche la libertad. La Sala I de la Cámara Federal le concedió, por unanimidad, la excarcelación en la causa por rendir viáticos con facturas truchas en el Ministerio de Economía. Los camaristas consideraron que el ex vicepresidente siempre estuvo a derecho y que el cargo público que ostentó no implica que hoy pueda obstaculizar la investigación. De esta manera pusieron un signo de interrogación sobre los alcances de la prisión preventiva, tal como lo venían aplicando diversos jueces desde el año pasado, a partir de la denominada doctrina "Irurzun", que flexibilizó los criterios para disponer esa medida. "El sistema judicial está haciendo abusos. Tiene que ver más con el escarnio que con la justicia. Están dando vuelta la presunción de inocencia", protestó Boudou a quien se lo vio delgado y feliz por el acompañamientos de los militantes. Ya instalado en el complejo Barracas Central, recibió a Martín Sabbatella y otros dirigentes kirchneristas, y grabó un video donde dice que "no hay nada que festejar". Hubo movimientos en su departamento hasta las 2 de la madrugada.

Apenas unos minutos antes de las 22, al recuperar la libertad, Boudou cuestionó los alcances de la prisión preventiva. "El sistema judicial está haciendo abusos. Tiene que ver más con el escarnio que con la justicia. Están dando vuelta la presunción de inocencia", protestó. Se lo vio delgado y feliz por el acompañamientos de los militantes. "Es muy duro perder la libertad. Son condiciones muy duras, estuve en un penal de máxima seguridad sin ningún privilegio. Pero no importan mis 70 días, lo que está en juego es el país. La ley de movilidad jubilatoria también quedó presa", agregó después.

Los jueces Eduardo Farah y Leopoldo Bruglia coincidieron en revocar la prisión preventiva contra el exvicepresidente que había ordenado el juez Ariel Lijo . Ambos, sin embargo, sostuvieron su procesamiento por presunto peculado y el de los otros dos investigados: Héctor "Cachi" Romano (exasesor de Boudou) y Guido Forcieri (exfuncionario de Economía).

Los camaristas, en cambio, disidieron en las condiciones de la excarcelación: mientras que Bruglia consideró que Boudou debía quedar en libertad custodiado con pulsera electrónica, Farah entendió que debía hacerlo solo bajo caución juratoria. Para resolver ese punto, convocaron al titular de la Cámara del Crimen Rodolfo Pociello Argerich, que coincidió con Farah.

Se trata de la causa por viáticos truchos por más de 16.000 euros, una causa menor, pero que aún mantenía a Boudou en prisión luego de conseguir, el jueves, la primera excarcelación en la causa por enriquecimiento ilícito. Su histórico socio, José María Núñez Carmona recibió la libertad anteanoche (ver aparte). Boudou se encontraba en el espacio destinado a visitas en el penal de Ezeiza cuando se enteró de la decisión de la Justicia. Estaba con el ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini (que seguirá preso) y recibía a los diputados del FPV Juan Cabandié y Horacio Pietragalla. Todos se fundieron en un abrazo.

El exvicepresidente espera mellizos para los próximos días junto con su novia Mónica García de la Fuente y podrá ver el nacimiento estando en libertad. Anoche, debía ser trasladado a la Superintendencia de Policía para su liberación.

El jueves, la Sala I había tenido un fallo dividido al resolver la situación de Boudou en el caso por enriquecimiento ilícito y lavado. Farah votó por la excarcelación y Bruglia por sostener la prisión preventiva. En el desempate, Pociello Argerich votó por otorgar la libertad.

Con ese antecedente, ayer la misma sala votó por unanimidad por la excarcelación. Bruglia destacó que el caso por enriquecimiento ilícito es conexo al de los viáticos, por lo que la discusión por la excarcelación en este segundo expediente debía "tenerse por zanjada".

Además, a diferencia de lo que se resolvió en otras causas, Bruglia consideró que "la circunstancia de que Boudou haya ocupado cargos de jerarquía dentro de la estructura orgánica del Estado no permite por sí misma inferir que dispone de las conexiones necesarias para eludir u obstaculizar el proceso".

Farah, por su parte, destacó que Boudou "se encuentra a derecho" en todos los expedientes en su contra, incluido el caso Ciccone, que está en juicio. Y coincidió con Bruglia: "Las pretendidas relaciones residuales o influencias fundadas en los cargos públicos que desempeñó otrora Boudou, sin una referencia fáctica concreta y específica, resultan arbitrarias como fundamento de un hipotético riesgo de entorpecimiento".

Lijo procesó a Boudou, a Romano y a Forcieri por haber defraudado a la administración pública "mediante la presentación de declaraciones juradas con datos falsos y comprobantes de pago apócrifos". En el caso aparecen dos facturas del hotel "Bel-Ami" de París, Francia, por 9395 y 6943,23 euros, y una factura a favor del intérprete Eduardo Kahanne, por 3300 euros, durante un viaje de Boudou a París por tres días en febrero de 2011.

Pero el intérprete declaró que esa no era su factura y aportó su recibo, donde consta que él solo había cobrado 1900 euros, por lo que se sospecha que Boudou y Romano se habrían quedado con 1400 euros.

El personal del hotel, por su parte, informó que tanto el número de las facturas como el huésped y las fechas no concordaban con la información registrada en el hotel. De esta forma Boudou y Romano omitieron restituir los 9395 euros.

Según la investigación, Forcieri y Romano habrían presentado una factura de hotel por casi 7 mil euros (6943,23) cuando el monto original fue de 883 euros.



Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |