Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
07/12/2017 -  tiempo  2' 28" - 1005 Visitas Gestión administrativa Luego de décadas de conflicto, el gobierno provincial llegó a un acuerdo por el dique de Pedro Pou
Click para Ampliar
Pedro Pou falleció en 2013.
Después de casi 12 meses de gestión del conflicto, el Consejo Regulador del Uso de Fuentes de Agua (Corufa) y la Dirección de Hidráulica de la provincia lograron el compromiso formal por parte de la familia del ex presidente del Banco Central, Pedro Pou, de realizar una obra de apertura del cauce cegado por un dique hace décadas. “Sin dudas se trata de la solución de una parte importante del conflicto, pero aún nos resta proveerle una respuesta al grupo minoritario de vecinos que están del lado oeste del dique”, informó Eduardo Asueta, titular de Corufa, al tiempo que indicó que el conflicto por el dique de Pedro Pou tiene más de 30 años de duración y constituyó un famoso y negativo antecedente hídrico para toda la provincia. La obra que deberá encarar la familia Pou cuesta unos 5 millones de pesos. El plazo acordado es de seis meses. El dique de 50 kilómetros fue construido por Pou para proteger de las inundaciones a la estancia La Calera, un campo de su propiedad de 14.000 hectáreas ubicado al sur de la ciudad de Gualeguay. En su momento, la obra motivó reclamos de productores de la zona que se quejaron ante las autoridades de que el dique protegía las tierras del poderoso funcionario menemista fallecido en 2013, pero perjudicaba a otras 88.000 hectáreas de estancias linderas o vecinas, porque detenía el escurrimiento natural del agua.

“Revertir y solucionar este conflicto a los pies del río Gualeguay es trascendente para promover el ordenamiento hídrico de la provincia y especialmente del Delta entrerriano. Hoy hemos dado un paso importante al lograr el compromiso de apertura del dique para permitir que el arroyo Viraguay vuelva a su cauce natural, lo cual va a descomprimir la situación de inundabilidad de miles de hectáreas que afecta a la mayoría de los vecinos del dique”, describió Asueta.

“El acuerdo obviamente supone la renuncia de la familia Pou a cegar dicho cauce. Se trata de una inversión de alrededor de 5 millones de pesos que debe estar concluida en 120 días. A su vez, también se acordó la navegabilidad del arroyo y establecer una servidumbre sobre el lomo del terraplén que es importante para los vecinos, dado que permite resolver problemas logísticos en situaciones de crecidas", agregó el funcionario.

Carlos Víctor, director general de Hidráulica, afirmó por su parte: “Este acuerdo supone un gran avance, vamos a acompañar controlando la ejecución de la obra comprometida y también vamos a acompañar a la familia Pou y a los vecinos en una solución técnica para mitigar los efectos del dique sobre el lado oeste del terraplén. Contamos con una propuesta técnica para dicha obra, pero la misma es preciso mejorarla para que satisfaga el interés de los vecinos, porque el cierre final de este conflicto lo queremos lograr mediante con consenso. Han sido muchos años de heridas profundas que deben sanarse mediante el consenso. Esperamos prontamente resolver estas cuestiones técnicas para formalizar el acuerdo integral por esta obra por parte de todos los vecinos de cuenca".

El conflicto por el dique de Pou constituyó un antecedente que deslegitimo toda intervención de la provincia en materia hídrica y, en especial, en el Delta, acentuando la ausencia estatal al punto que la mayoría de las obras hídricas del Delta no cuentan con la debida autorización prevista por la Ley 9.172, en tanto existe una situación de colapso hídrico en varios puntos de los departamentos deltaicos, se informó mediante un parte de prensa.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |