Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
15/08/2017 -  tiempo  5' 47" - 568 Visitas Columna de opinión Photoshop, principios, descaro e inseguridad
Click para Ampliar
En esta campaña light, el Photoshop puede mejorar los rasgos faciales pero esto no asegura el grado de compromiso y los principios éticos del portador.
Pocas veces una elección primaria obligatoria se ha visto tan resistida y con tan baja calidad política, como la que tendrá lugar este domingo en todo el país. Esta reflexión se robustece además por el hecho de que el gobierno se vio obligado a anunciar que tal compulsa dejará de efectuarse en 2019 cuando se deban renovar todos los cargos electivos. La fenomenal erogación de 2.800 millones de pesos salida de las arcas públicas (del bolsillo de cada argentino) para un hecho mayoritariamente definido como innecesario y además arbitrariamente obligatorio, repotencian la crítica colectiva e instalan el desgano. La autonomía de las corporaciones políticas deja de ser tal. Como avieso puede mostrarse el inmiscuirse un ciudadano en la vida interna de un partido con cuyas ideas no comulga, sólo para operar sobre sus candidatos forzando a que termine eligiéndose el de menores posibilidades para los comicios de octubre. Nadie rebate esta hipótesis que cuestiona a un sistema sacado de la manga por personajes autoritarios para solucionar situaciones sectoriales. La democracia siempre está expuesta al atropello. Es como una niña célibe y bella que no le hace daño a nadie pero quizás por eso no faltan quienes intentan abusar de ella. Lo único que nivela a ciertos candidatos –como se ha visto- es el Photoshop (dispositivo para mejorar rostros, pero no principios). La falta de realismo de algunos apabulla.
Por Luis María Serroels
(Especial para ANALISIS DIGITAL)


Incurriendo arbitrariamente en un vulgar oxímoron, podemos decir que existe un silencioso clamor pidiendo que se termine con las PASO. Este amañado sistema nació mal y encima su incubadora política nunca garantizó confianza y transparencia. Ha sido manoseado y manejado a veces con torpes criterios, no exentos de malos propósitos.

Hoy se insiste en lemas trillados y fermentados en similares moldes. Decía un graffiti que “Todos prometen, Nadie cumple, vote por Nadie”. Se escuchan las mismas cantinelas y se soslaya un ítem fundamental desalojado de los spots: la inseguridad que hace presa de la población y la violencia callejera camuflada tras reclamos atendibles pero agresora del derecho de otros.

Ocultar la identidad con capuchas nada improvisadas y hacer explotar bombas de estruendo y hasta cócteles Molotov, da cuenta de un plan cuidadosamente diseñado y aplicado disciplinadamente.

Ninguna reivindicación por más justa y trascendente que fuere, puede legitimar el rompimiento del orden y la tranquilidad y conculcar derecho constitucional de transitar libremente. En algún ignoto gabinete se preparan desmanes, se organizan ataques a bienes particulares y públicos y se somete a tranquilos y pacíficos ciudadanos a inmerecidas sofocaciones y altos riesgos.

Asegurar la paz colectiva no es una concesión graciosa ni acto de caridad, sino una salvaguarda que debe respetarse y cultivarse.
¿Qué persiguen los revoltosos profesionales rentados con ocultos recursos? ¿Qué proyectos para garantizar el orden público tienen en su agenda quienes sueñan con sentarse en una banca?

Este domingo se eligen legisladores nacionales y por lo tanto no se entiende la participación desembozada y con uso de los bienes del Estado (peculado) de funcionarios exhibiendo logros –que no están en juego- para promocionar candidatos al Congreso Nacional.

Obsérvese que mientras en una banca se sienta el ex funcionario K con más imputaciones ante la justicia por actos de corrupción, otro personaje –Presidente en dos períodos- pretende seguir siendo senador a pesar de sufrir una condena a 7 años de prisión por graves delitos, obteniendo el apoyo de seguidores con ignorancia de los fundamentos.

Carlos Saúl Menem insiste en seguir ocupando un escaño, pero nada se dice de que sufre de inhabilidad física, mental y ética. Sería muy útil conocer cuántas asistencias ha tenido al Senado y qué proyectos relevantes ha presentado. El ex mandatario llegó a confesar que no se sentía en condiciones para prorrogar su mandato. De allí que resulta extraña tan milagrosa recuperación que, seguramente, está alentada por la necesidad de mantener fueros.

El reciente fallo de la Cámara Nacional Electoral inhabilitando a Menem, toma como antecedente el caso del correntino Raúl Romero Feris en 2003, sobre quien pesaban sentencias condenatorias en primera y segunda instancia por delitos cometidos como intendente de la capital de esa provincia (peculado de uso, abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes, malversación de caudales públicos y fraude a la administración pública). Luego de 3 años y un día de prisión preventiva en 1999, el 8 de diciembre de 2003 se lo condenó a 7 años de prisión con inhabilitación a perpetuidad para ejercer funciones públicas, resuelta por la Cámara Nacional Electoral.

El justicialismo riojano pretende quitarle atribuciones a esta Cámara para inhabilitar a Menem y al sostener que se instala un peligroso precedente, ignora el fallo que alcanzó a Romero Feris. Comparar esta decisión que veda esta candidatura, con las barbaridades de Nicolás Maduro en Venezuela, es lo más hilarante que pueda pronunciarse.

Sí en cambio es peligroso sentar en una banca a un imputado por delitos de lesa humanidad y en este caso citemos que Elisa Carrió acudió ante la Cámara Nacional Electoral mediante un recurso en calidad de amicus curiae (amigo de la Corte o del Tribunal) donde intervienen terceros ajenos a un litigio, que ofrecen voluntariamente su opinión frente a un punto de derecho u otro aspecto relacionado, colaborando con ese cuerpo).

Carrió solicita que se impugne la intención de Menem, fundamentada en que “ningún procesado por delitos de lesa humanidad puede ser candidato” (alude la causa por encubrimiento del atentado contra la AMIA).

Asimismo la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal acaba de anular el sobreseimiento del ex mandatario por la “intencional, organizada e intencionada” explosión de la fábrica militar de armas de Río Tercero para encubrir el faltante de material vendido de contrabando a Croacia y Ecuador. Allí murieron 7 personas, hubo 300 heridos, decenas de casas destruidas y otras con serios deterioros.

Los jueces confirmaron la condena a 7 años de prisión y 14 de inhabilitación para ejercer cargos públicos y si bien existe un recurso extraordinario planteado ante la Corte Suprema para lograr su postulación –trámite que se resolverá recién tras las PASO permitiendo que Menem traccione sufragios- de rechazarse su pretensión deberá apelarse al suplente.

¿Qué suerte de paradigma constituye esta persona para que se insista tanto en su prórroga, careciendo de toda relevancia su desempeño? Su escasa propensión a concurrir a las sesiones, hace que su postulación se asemeje más a una candidatura testimonial, lo cual sería un despropósito más.

La hipocresía de kirchneristas pura sangre devenidos en anti cristinistas y otros que andan prometiendo lucha contra la corrupción después de saquear al Estado, es triste. Y el descaro de los que enmudecieron dejando pasar dos décadas sin reclamar una nueva coparticipación y ahora les entra el apuro, también lo es.

En esta campaña light, el Photoshop puede mejorar los rasgos faciales pero esto no asegura el grado de compromiso y los principios éticos del portador.

Argentina, país generoso, donde ex Presidentes corruptos se pasan las leyes por el trasero y buscan refugio en una banca. “Duerme el derecho pero no muere” -reza un aforismo jurídico- pero lo que se está muriendo es la confianza en los magistrados.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |