Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
20/03/2017 -  tiempo  3' 11" - 428 Visitas Columna de opinión Otra vez marzo
Click para Ampliar
Gracia Jaroslavsky.
Los conflictos gremiales por las paritarias, que año tras año marcan la agenda política y periodística, una vez más, provocan angustias, inestabilidad y más y más rabia entre la gente que solo aspira a vivir en paz. No hay duda de que todos queremos salarios dignos, educación de calidad, escuela pública, moderna y eficiente. No hay duda empero, que para ello falta mucho trabajo de mentes abiertas dispuestas a cambios estructurales. Por Gracia Jaroslavsky*

¿Cuál es la razón de que existiendo el deseo y el pensamiento claro sea difícil llevarlo a la práctica?

La política refleja la condición de la sociedad: dividida incluso cuando los objetivos le son comunes, impaciente aún antes de lo razonable, siempre se escuchan altisonantes las voces detractoras, poco las conciliadoras, las que asumen el proceso lento de los cambios profundos; y en los gremios se refleja lo peor de nuestro deterioro moral, la manipulación del más fuerte, la prepotencia, el abuso justificado en luchas que deberían ser nobles y no funcionales a otros intereses.

No nos habría pasado “una” Cristina Fernández sin una sociedad débil, golpeada, resentida y dividida.

Los procesos de cambios culturales son lentos porque la sociedad cambia mucho antes que sus dirigentes. Hoy estamos a mitad de esa transformación y eso conlleva desazón.

Elegimos un cambio que todavía no se produce y en lugar de comprender el proceso, de transitar el pasillo, ya queremos estar en la otra puerta.

Esa poca paciencia, esa facilidad para la decepción es el motor de las viejas prácticas, es la puerta para otra Cristina o la misma, es la puerta para un gremialismo que no se ha renovado, ni en las personas ni en los métodos.

¿Hay todavía espacio para otro 2001? Si lo hay en tanto y en cuanto no comprendamos los procesos, no consolidemos nuestra virtud, nuestra paciencia, y también nuestra intolerancia a la corrupción desde el Estado.

Cuando la justicia deje de dormir la siesta, cuando podamos confiar en que la república nos protege, cuando confiemos en lo que queremos y no bajemos los brazos al exigirlo, cuando no nos rindamos ante los relatos gloriosos de mentes perversas, solo entonces podremos abrir la otra puerta.

Hoy la pelea no es nuestra, no es de la sociedad, la pelea es política entre quienes nos representan y los que quieren volver a hacerlo, éste es año electoral y aquí y ahora somos los destinatarios de los encantamientos.

Los docentes están representados por toda la sociedad, no por la dirigencia gremial rehén de riñas de gallo sostén de la filosofía kirchnerista.

El paro general de abril, va a ser otra muestra, las paritarias en lugar de servir para mejorar la calidad del trabajo la subvierten ante intereses electorales de actores que todos conocemos muy bien.

La tensión está en la provincia de Buenos Aires, el distrito más importante del país, política y económicamente hablando. Los medios de comunicación amplían los conflictos de Buenos Aires y la capital y con ello ejercen una enorme influencia en los humores de toda la sociedad.

La Argentina ha estado dividida en partes beligerantes a lo largo de toda su historia.

Existe un sector que se siente representado por el populismo, que genuinamente cree que hay solo una vía para la justicia y la movilidad social, que entiende la lucha de clases, que cree en oprimidos y opresores, en la izquierda benigna y protectora del humilde y la derecha capitalista e insensible.

Hay ideologías a las que les tientan los aires revolucionarios. Y no está mal, lo lamentable es que quien encarna ese pensamiento sea Cristina Fernández, responsable de la mayor corrupción y mentira que el Estado argentino ha debido soportar.

Será quizás hasta que la justicia deje de dormir la siesta.

(*Ex diputada nacional y ex intendente de Victoria).
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |