Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
25/03/2017 -  tiempo  4' 57" - 1237 Visitas En el marco del Mes de la Memoria El Museo de Bellas Artes abre la temporada con una muestra del ilustrador argentino Rubén Sosa
Una muestra del artista e ilustrador argentino Rubén Sosa dará inicio a la Temporada 2017 del Museo Provincial de Bellas Artes Dr. Pedro E. Martínez. La apertura, con acceso libre y gratuito, será en la sede del Museo, Buenos Aires 355 de Paraná el próximo jueves a partir de las 18, en el marco de la Vigilia Cultural por la Memoria impulsada por la Secretaría de Cultura del Gobierno de Entre Ríos en un nuevo aniversario del golpe de estado de 1976. Esta muestra se gestó a partir del trabajo conjunto entre el Museo Provincial de Bellas Artes Dr. Pedro E. Martínez, la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) y la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, a través de su Archivo de Historieta y Humor Gráfico Argentinos.

La donación de 500 trabajos originales de Sosa, que realizara su familia a la Biblioteca Nacional en 2015, permitió la valiosa repatriación de gran parte de su obra. A su vez, la generosa disposición de la institución de posibilitar la itinerancia de la muestra, constituyen un acontecimiento que permitirá conocer y dimensionar el trabajo de un autor largamente reconocido en Europa y poco difundido, aún, en nuestro país.

Un hombre normal
Este trabajo constituye el núcleo central de la exposición. Es una historieta escrita y dibujada desde el exilio en Italia (al que Sosa tuvo que someterse en octubre de 1976) que describe la cotidianidad de un mercenario parapolicial que se aboca, con igual “eficacia y contundencia” –tal como afirma el propio personaje–, a limpiar a su departamento de cucarachas y al país de quienes supone guerrilleros y subversivos.

Sosa leyó el cuento Las Hienas apenas salió, en octubre de 1975, y quedó impactado por ese relato escrito por Enrique Medina –cuya obra fue sistemáticamente prohibida por la última dictadura– y decidió adaptarlo al formato de historieta.

Los dos primeros capítulos fueron producidos en Buenos Aires y una vez radicado en Brescia continuó la serie que fue publicada en italiano con el título de Un uomo normale en la revista Alter-Alter y luego como “Un homme normal”, en francés, en Charlie Mensuel y BD Hebdo.

Son páginas explícitas, descarnadas y valientes, complejas e inquietantes por la temática; por el tono; por el tratamiento gráfico con claroscuros y planos cinematográficos; por sus varios ejes narrativos presentados en forma simultánea; y por las relaciones cruzadas que se establecen entre víctimas y verdugos. Y sobre todo porque fueron trabajadas en caliente, mientras el horror estaba aconteciendo.

Rubén Sosa. De vuelta en casa
La muestra que llega a Paraná, denominada Ruben Sosa. De vuelta en casa, reúne, además de los 18 originales del primer capítulo de la edición italiana de Un hombre normal (con su respectiva traducción al castellano), una serie de obras de distintas épocas, elaboradas con distintos materiales, realizadas en Argentina y en Italia, publicadas e inéditas.

Desde una historieta en colaboración con el reconocido guionista Héctor Germán Oesterheld, (autor de la célebre El Eternauta y uno de los treinta mil desaparecidos junto a sus cuatro hijas, tres de sus yernos y dos nietos a manos del terrorismo de estado en 1977) y diversos trabajos e ilustraciones enviados desde Europa que fueron publicadas en los años 2000 en nuestro país.

En este nuevo Mes de la Memoria y como apertura de la Temporada 2017 del Museo Provincial de Bellas Artes Dr. Pedro E. Martínez, recibir a Rubén Sosa justamente en el edificio que actualmente alberga a esta Institución y en donde funcionara durante los años de la dictadura uno de los once centros clandestinos de detención que operaron en la ciudad de Paraná, se yergue en un significativo e imprescindible acto reparatorio.

Sobre Rubén Sosa
Luego de un paso breve por la reconocida Escuela Panamericana de Arte, Rubén Sosa comenzó su sinuoso derrotero de búsquedas gráficas en 1959 como ayudante de Eugenio Zoppi, el dibujante argentino de Misterix. Poco después colaboró en la editorial Frontera de Héctor Germán Oesterheld.

Entre las décadas de 1960 y 1970, dibujó para publicaciones como Maribel, Leoplán –donde ilustraba novelas-, Top, Joker, Nocturno y Skorpio y para sellos extranjeros como DC Comics y Marvel, de los Estados Unidos y Fleetway Publications, de Inglaterra. A la par, estudió cine experimental y teatro e hizo publicidad, tuvo un taller de serigrafía y una fábrica de relojes.

La represión, la censura y la desaparición de personas eran una realidad cotidiana cuando, en octubre de 1976, el dibujante viajó a Lucca (Italia) para participar a la 12° Muestra Internacional de la Historieta y, dado el contexto nacional, decidió quedarse en la ciudad de Brescia.

A partir de entonces publicó en diferentes revistas europeas y también realizó trabajos de divulgación y para campañas educativas. En los primeros tiempos, en Italia, firmó algunos trabajos con el seudónimo de Vito Scrima porque todavía arrastraba el terror introyectado por la dictadura argentina.

En Brescia, Sosa fundó, en 1986, el Estudio de Artes Visuales, Studio di arti visive, escuela-taller de historieta, ilustración y gráfica publicitaria.

En 2004 el dibujante fue incorporado como miembro oficial de la Birminghan Watercolor Society (la más importante sociedad de acuarelistas del Reino Unido) y, al año siguiente, decidió cerrar la escuela y volver temporariamente a la Argentina. Murió en Sierra de los Padres a los 68 años, en septiembre 2007.

Museo Provincial de Bellas Artes Dr. Pedro E. Martínez
Secretaría de Cultura - Gobierno de Entre Ríos
Buenos Aires 355 I Paraná I Entre Ríos
0343 4207868/918 // gestionbellasartes@gmail.com
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |