Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
23/12/2016 -  tiempo  1' 39" - 1382 Visitas El 7 y 8 de enero, con entrada libre y gratuita La ciudad de Gualeguaychú vivirá la Fiesta del pescado y el vino entrerriano
En línea con las políticas del gobierno provincial que promueven la recuperación de la industria vitivinícola y el desarrollo de los pescadores artesanales se organiza esta fiesta de entrada libre y gratuita. Cada noche cerrará con las presentaciones de Víctor Heredia y Peteco Carabajal, mientras los vecinos podrán degustar, probar y comprar pescados de los pescadores artesanales locales y vinos de la provincia. En la zona de la Costanera de la ciudad, los vecinos y turistas que eligen visitar Gualeguaychú podrán disfrutar de la Fiesta del pescado y el vino entrerriano. Habrá puestos de pescadores artesanales y productores de vinos. Al cierre de cada día habrá presentaciones de artistas locales y provinciales, con show gratuito de Víctor Heredia el 7 de enero, y de Peteco Carabajal el 8 de enero.

Fiesta del pescado y el vino entrerriano
Armado, patí, bagre, surubí, sábalo, dorado o cualquier pez de carne firme, un poco de tomate, otro poco de cebolla y algunos condimentos serán la base del chupín, un guiso de pescado con mucho caldo, comida típica de la provincia cuyo nombre es un resumen de la geografía que la contiene. Entre Ríos, rodeada por el Paraná y el Uruguay y atravesada por una amplia red fluvial en todo su verde territorio, es cuna de pescadores cuyo duro y sacrificado oficio permite la creación de deliciosos platos.

Alguna vez la rica tierra de Entre Ríos tuvo viñedos de calidad. Fue en la Costa del Uruguay donde prosperó la práctica de hacer vinos. En la zona de Colón, Villa Elisa y San José, franceses, suizos y piamonteses trasladaron al terreno la tradición cultural de sus países de origen.

Pero la actividad fue eliminada de raíz por una decisión unilateral. Corría 1936, y el gobierno conservador de Agustín P. Justo (paradójicamente un entrerriano de Concepción del Uruguay) elaboró un plan de extirpación de los viñedos entrerrianos.

Tendrían que pasar más de 60 años para que esa legislación quedara sin efecto. El año 1997 marcó el proceso de desregulación de la actividad. Y fue entonces que en Entre Ríos algunos descendientes de aquellos abuelos europeos plantadores de vides, reiniciaron la recuperación de la actividad.



Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |